Historia

 

Brigadas Técnicas Juveniles



La idea de crear las Brigadas Técnicas Juveniles (BTJ), sugerida por Fidel en los días cercanos al 26 de julio de 1964, está estrechamente vinculada a la estrategia económica que llevaba adelante el Gobierno revolucionario.

El 10 de agosto de 1964, el Dr. Armando Hart Dávalos, entonces Ministro de Educación, comunicó a la Unión de Jóvenes Comunistas la preocupación del Comandante en Jefe respecto a la necesidad de la creación de brigadas, con la primera graduación de técnicos que se iba a desarrollar. Esta importante tarea se asignó durante la celebración de la II Plenaria de Becarios en el extranjero, la cual se desarrolló durante 3 días en el Salón de los Embajadores del Hotel Habana Libre. Rápidamente se comenzaron a formular las estructuras y objetivos de trabajo de las brigadas, y se dieron los primeros pasos para su organización, ya que se tuvo la certeza de la importancia que tenía para el país llevar, a la par de la revolución social, la revolución técnica.

El 6 de diciembre de 1964 se efectuó la 1ra. Reunión Nacional, en la cual quedó constituida nuestra Comisión Nacional, como el movimiento científico técnico de la Unión de Jóvenes Comunistas.

Las Brigadas Técnicas Juveniles constituyen la herramienta política para el trabajo con todos los jóvenes y se subordina a la Unión de Jóvenes Comunistas y a sus Estatutos, la que asume su conducción, orienta y controla desde el respeto a su funcionamiento autónomo y su independencia orgánica.

Por sus objetivos y funciones, las BTJ se convirtieron en el bastión  de los criterios más novedosos y prácticos de la ciencia y la técnica, dándole así respuesta a las enormes tareas para llevar adelante la revolución científica en nuestro país.